Los autónomos y las pequeñas empresas de economía social celebran la puesta en marcha de la banca pública andaluza

Los presidentes de las confederaciones Cempe y Caesa se reúnen con el coordinador general de IU para conocer los detalles del nuevo ente de crédito

 

La Confederación de Empresas Pequeñas y Autónomos de Andalucía (CEMPE-A) y la Confederación de Autónomos de Economía Social de Andalucía (CAESA) han expresado esta mañana su satisfacción tras la aprobación el pasado martes del anteproyecto de ley por el que el Consejo de Gobierno da luz verde a la puesta en marcha del Ente Público de Crédito de Andalucía (ECA), un órgano que “responde a años de reivindicaciones del sector”. Así se lo han trasladado al coordinador general de IU LV-CA, Antonio Maíllo, en la reunión que han mantenido en el Parlamento de Andalucía junto a otros interlocutores y agentes sociales para conocer de primera mano los detalles del nuevo ente de crédito andaluz.

Según ha comentado al término del encuentro el presidente de CEMPE, Óscar Benítez, “la puesta en marcha de la banca pública andaluza supone para muchos pequeños empresarios el fin de su asfixia, ya que llevan años luchando por acceder a créditos que les permitan mantener con vida sus negocios”.

Expectación en el sector

Benítez ha celebrado que el nuevo ente haga hincapié en las pymes y micropymes “para las que hasta ahora no existían posibilidades de obtener liquidez a unas condiciones razonables”. Por ello, el presidente de Cempe ha subrayado “la importancia de que la banca pública responda a las enormes expectativas que el tejido productivo andaluz, conformado en su mayoría por pequeñas empresas y autónomos, ha depositado en este órgano y para ello estaremos vigilantes”.

Por su parte, la presidenta de CAESA, Rosa Mª Martínez, se ha felicitado por el “enorme logro que hemos conseguido entre todos, ya que a partir de ahora no sólo los autónomos y las pequeñas empresas podrán obtener financiación y liquidez en condiciones mejoradas y a tipos de interés afrontables, sino que la fluidez económica permitirá a miles de empresarios fortalecer y ampliar sus negocios”.

Efecto dominó

Rosa Mª Martínez ha incidido en el “efecto dominó” que tendrá la banca pública “al reflejarse la mejora de la estabilidad financiera de las empresas en su capacidad para generar nuevos puestos de trabajo, logrando así la evolución hacia un nuevo modelo productivo alejado de los términos especulativos”.