La mitad de los usuarios recibidos en la sede granadina de la confederación son ya mujeres. Bonificaciones, impuestos y prestaciones, principales dudas

caesa1

La Confederación de Autónomos de Economía Social de Andalucía (CAESA), organización empresarial intersectorial de ámbito autonómico y sin ánimo de lucro mayoritaria en la Comunidad Andaluza, ha atendido en los últimos cuatro meses a casi 1.600 autónomos y emprendedores desempleados interesados en esta opción laboral. Según ha recordado hoy la presidenta de CAESA, Rosa Mª Martínez, “el pasado mes de junio, cuando inauguramos la sede granadina de la confederación, nos propusimos convertirnos en un referente de apoyo para los autónomos andaluces, además de ofrecer un servicio de orientación de calidad y gratuito a todas aquellas personas desempleadas que tienen un proyecto empresarial pero que no saben cómo darle forma. Y, hasta ahora, la acogida no ha podido ser mejor”.

Rosa Mª Martínez ha informado que la entidad ha atendido desde entonces a un total de 1.581 personas, de las que el 62% son autónomos ya establecidos como tal y el 38% desempleados “que estaban o están valorando esta opción como una salida laboral”. Martínez ha subrayado que “el hecho de que la mitad de los usuarios que hemos recibido hasta el momento sean mujeres (790) no hace sólo más que confirmarnos que el trabajo autónomo y la economía social se ha convertido para ellas en una salida real al mercado laboral”.

Jóvenes preparados

En cuanto al perfil de los beneficiarios de la confederación, cuya sede granadina presta sus servicios en las provincias de Andalucía oriental, destaca la juventud y la formación de éstos, ya que el 54% de los usuarios tiene menos de 35 años y el 32% cuenta con estudios universitarios. “La percepción entre los jóvenes de que el autoempleo es una salida laboral a tener en cuenta es mayor que en los colectivos de más edad. Temen menos emprender un proyecto empresarial y se sienten preparados para ello, lo que nos lleva a pensar que el trabajo de concienciación, que estamos haciendo desde las organizaciones representativas del sector y las administraciones en torno a las oportunidades que ofrece la economía social, está empezando a calar en las nuevas generaciones”, ha celebrado la presidenta de CAESA.

No obstante, y teniendo en cuenta que el 46% de los beneficiarios tiene más de 35 años, “también convierte esta opción laboral en una alternativa de peso para aquellos trabajadores que han perdido su empleo en los últimos años y que cuentan ya con una experiencia laboral”. Por otra parte, Granada lidera el interés por esta fórmula de autoempleo al aportar casi el 40% de los usuarios de la entidad, seguida de las provincias de Jaén y Málaga.

Con la apertura de la sede granadina, que se sumó en junio a la oficina técnica de Sevilla, la organización de autónomos puso en marcha dos líneas de trabajo: la primera centrada en el apoyo a la puesta en marcha y creación de proyectos empresariales de nuevos autónomos y, la segunda, en contribuir a la consolidación y mantenimiento de los ya existentes.

Contratación de familiares

En cuanto al servicio de promoción del trabajo autónomo de CAESA, las principales dudas que plantean las personas atendidas están relacionadas con las bonificaciones de la Seguridad Social, formas y plazos de pago del impuesto de autónomo, contratación de familiares, pago único y capitalización del desempleo y tramitaciones de alta. “Otra de las cosas que más preocupa a las personas que se acercan hasta nuestras oficinas es el respaldo financiero de su proyecto empresarial, por lo que les informamos de las líneas de financiación más ventajosas tanto públicas como privadas a las que pueden acceder, las ayudas o incentivos de los que se pueden beneficiar, la cobertura prevista por el régimen específico de los autónomos y las claves para desarrollar con éxito un plan de empresa”. Gracias al asesoramiento de la entidad, ya se han puesto en marcha una veintena de negocios enmarcados, principalmente, en el sector servicios (comercios, talleres de costura, negocios de informática, espectáculos infantiles, artesanía, etc.), aunque también ha contribuido a la creación de empresas del sector de la construcción, la agricultura, servicios y el transporte, entre otras.