CEMPE, CAESA y el Centro Comercial Abierto de Granada unen sus fuerzas para defender a más de 15.000 trabajadores

La directora general de Comercio preside la firma del convenio entre las organizaciones de pequeñas empresas y autónomos de economía social

La Confederación de Empresas Pequeñas y Autónomos de Andalucía (CEMPE-A) y la Confederación de Autónomos de Economía Social de Andalucía (CAESA) han firmado este mediodía un convenio de colaboración con el Centro Comercial Abierto de Granada (CCA), un acuerdo suscrito con objeto de unir la representatividad de las organizaciones en defensa de los más de 15.000 trabajadores del casco histórico entre pequeños empresarios, autónomos, profesionales liberales y empleados.

Según han explicado los presidentes de las asociaciones empresariales y del Centro Comercial Abierto, “se trata de un convenio que nace, no sólo con la misión de velar por el mantenimiento de los negocios y de los empleos de los trabajadores del casco histórico, sino también con el propósito de sumar fuerzas y de impulsar cuantas iniciativas sean necesarias por mantener vivo el pulmón comercial de la ciudad”.

Debate en alza

La directora general de Comercio de la Junta de Andalucía, Mª Carmen Cantero, que ha presidido la firma del acuerdo acompañada por el delegado territorial, Manuel Morales, ha celebrado “la acertada iniciativa de las organizaciones empresariales y de autónomos para aunar esfuerzos que redundarán en el fortalecimiento de los negocios, los comercios y las pequeñas empresas. Sobre todo, en un momento como el actual en el que el debate sobre el peso de la actividad comercial de los centros históricos de las ciudades debe alzarse con más fuerza que nunca”, en referencia al fin de la moratoria de rentas antiguas que pone en riesgo la supervivencia de más de 10.000 pequeñas empresas en Andalucía.

El acuerdo entre las asociaciones empresariales de economía social y el Centro Comercial Abierto “es más que una declaración de intenciones, ya que supone el punto de partida que dota a los empresarios, autónomos y los trabajadores representados de los instrumentos necesarios para actuar de forma conjunta frente a las grandes empresas con las que competimos en desigualdad de condiciones”, ha subrayado el presidente de CEMPE, Óscar Benítez.

Valor diferencial

Por su parte, la presidenta de CAESA, Rosa Mª Martínez, ha hecho hincapié en “el valor diferencial de la actividad comercial de los centros históricos, que no es otro que la apuesta por una economía social en el que los trabajadores y la satisfacción de los clientes son prioritarios”. Este convenio garantiza el “amparo asociativo para miles de autónomos que levantan todos los días la persiana de sus negocios con su esfuerzo emprendedor como única estrategia empresarial”, ha añadido Rosa Mª Martínez.

El presidente del Centro Comercial Abierto de Granada (CCA), José Molina, ha recordado que la organización empresarial del caso urbano nació hace 20 años con la finalidad de salvaguardar, representar y proteger los intereses empresariales de los negocios del entorno, “de ahí que la adhesión del Centro Comercial Abierto a las organizaciones de economía social andaluzas más representativas como son CEMPE y CAESA suponga un salto cualitativo para nuestros asociados”. Molina, que ha confiado en la “provechosa unión de fuerzas”, ha señalado que la acción conjunta “no sólo favorece la superviviencia de las pequeñas empresas y el mantenimiento de los empleos que éstas crean, sino que los beneficios van mucho más allá al consolidar una fuente de riqueza, atractivo turístico y el desarrollo económico y urbano del centro de la ciudad”.

Por último, los representantes de las tres asociaciones empresariales han agradecido el apoyo de la Junta de Andalucía al sector de las pequeñas empresas, micropymes y autónomos, “una apuesta convencida por un colectivo de futuro”.