CAESA tilda de “desatino” la eliminación de esta figura que afectará al mantenimiento del empleo en más de 82.300 empresas de la comunidad

 

La Confederación de Autónomos de Economía Social de Andalucía (CAESA) ha reclamado hoy al Ministerio de Hacienda que mantenga la deducción fiscal por el mantenimiento o el aumento de plantilla para empresas de trabajadores autónomos tras ser anunciada la eliminación de esta figura el pasado viernes en el Senado.

Según ha recordado la presidenta de CAESA, Rosa Mª Martínez, se trata de una medida fiscal aprobada en 2009 que permitía a los autónomos, que facturasen menos de cinco millones de euros al año y que contasen con menos de 25 trabajadores, deducirse un 20% en sus rendimientos netos si mantenían o aumentaban los puestos de trabajo en sus empresas.

Así pues, la posibilidad de que en los Presupuestos Generales del Estado se elimine esta deducción fiscal es, a juicio de la Confederación de Autónomos de Economía Social de Andalucía, “un verdadero desatino” por parte del Gobierno central.

Negocios en apuros

La presidenta de CAESA ha argumentado que sólo en Andalucía hay 82.388 empresas de autónomos con trabajadores asalariados que, “de materializarse la eliminación de esta figura, verán aumentadas sus cargas fiscales, una medida que sólo logrará poner en apuros sus negocios y los puestos de trabajo que éstos mantienen y generan”.

Rosa Mª Martínez ha explicado que la deducción fiscal del 20% prevista para las empresas de autónomos con capacidad empleadora es una medida que incentiva la creación de puestos de trabajo y que permite a los pequeños empresarios aumentar su capacidad financiera para poder afrontar problemas de liquidez o, incluso, proyectos de expansión.

‘Un respiro’

“Por ello, no entendemos cómo, sabiendo el Gobierno central las vicisitudes por las que están pasando los autónomos, rebaje por un lado la presión fiscal a la que están sometidos para incrementarla por otro”, en referencia a la reducción de las retenciones en el IRPF aprobada el pasado viernes por el Senado para los autónomos, que se rebajará finalmente al 19% en 2015 y al 18% en 2016 frente al 21% actual.

La presidenta de la confederación ha apelado al Ministerio de Hacienda a “que dé un respiro al único colectivo profesional que actualmente crea empleo en nuestro país” y a que mantenga la deducción fiscal para autónomos empleadores “respetando así su compromiso por implantar medidas que incentiven la generación de puestos de trabajo y su apuesta por la economía social”.