CAESA Andalucía, viene manteniendo con los distintos Grupos Parlamentarios andaluces una serie de reuniones institucionales con las que pretende abordar la problemática y el fomento del trabajo autónomo. En el día de hoy, y en la sede del Parlamento andaluz, la presidenta de la Confederación de Autónomos para la Economía Social de Andalucía, Rosa Ma Martínez, encabezando una delegación de la Confederación, se ha reunido con la diputada portavoz adjunta y de economía en el Parlamento andaluz por el PSOE-A, Noelia Ruiz Castro.

En la reunión se han abordado distintos aspectos de la actualidad que afectan al trabajo autónomo, entre otros, el desarrollo de la Ley Andaluza de Promoción del Trabajo Autónomo, los presupuestos andaluces para 2017 y su repercusión en el sector, o la representación de las organizaciones en las instituciones de diálogo social.

En cuanto al fomento, mejora y mantenimiento del trabajo autónomo, la presidenta de CAESA-A, ha hecho partícipe a la portavoz de economía socialista, de un documento en el que se recoge un análisis de la problemática a la que se enfrenta el trabajo autónomo y las soluciones que se proponen desde la Confederación.

El documento contempla varios bloques referidos a gestión empresarial, diálogo social e interlocución, financiación, y conciliación familiar en los que recogen propuestas novedosas que ayudarían a la creación y mantenimiento del empleo a través del trabajo autónomo. Sector que genera una riqueza equivalente al 17 % del PIB andaluz y más de medio millón de empleos directos; además de ofrecer una vía de inserción en el mercado de trabajo a colectivos con especiales dificultades de acceso como son las mujeres y jóvenes.

La mayoría del tejido productivo andaluz está constituida por trabajo autónomo que junto a las pequeñas empresas de menos de diez trabajadores, constituyen prácticamente la totalidad del tejido empresarial andaluz. En tal

sentido, Rosa Ma Martínez, está trasladando a los distintos grupos parlamentarios la necesidad de potenciar políticas que fomenten la creación y el mantenimiento de las empresas gestionadas por trabajadoras y trabajadores autónomos al constituir una pieza esencial para recuperar el crecimiento, la creación de empleo, y la inserción laboral de colectivos con dificultades como las mujeres, los jóvenes o los desempleados que han alcanzado una determinada edad. Por tanto, es necesario, promover y desarrollar de manera urgente este tejido productivo innovador, creativo, integrador, competitivo y generador de empleo estable, a través de un conjunto integral de líneas de actuación que permitan crear más empresas y empleo, a la par que se consolidan las ya existentes.